Estudio

Que suene bien, que sea cómodo, que sea versátil.

Nuestro estudio fue diseñado en 2017 por Niko Domínguez y es una pieza de artesanía en si mismo.

Las dimensiones de las salas mantienen ratios que minimizan los problemas de modos propios y el acondicionamiento acústico está integrado en las paredes de madera de pino finlandés.

El resultado es un sonido muy equilibrado y natural, sujeto pero con brillo en las salas de grabación, y un ambiente cálido, ordenado y agradable.

La sala de control y mezcla, de 20m2, tiene un diseño RFZ y ofrece una escucha muy controlada y fiel, amplio contacto visual con las dos salas de grabación y luz natural.

La parte trasera del control tiene la capacidad de abrirse casi por completo e integrar el salón de 20m2 de la casa en una configuración de dos ambientes en el que las visitas pueden disfrutar de la producción sin masificar el control ni interferir mientras se está produciendo. ¡Una auténtica gozada!

Sala A. Multipropósito

Esta es la sala de grabación principal en Zebrazul. El acondicionamiento acústico incluye resonadores, superchunks, acondicionamiento de amplio espectro y trampas de graves, todo oculto y con una estética agradable.

La sala es suficientemente amplia para acometer grabaciones en directo de toda la banda, cuenta con un patch con 24 entradas de micro, 8 salidas de auriculares y tie lines con la Sala B.

El sistema de renovación de aire, el aire acondicionado, la iluminación RGB y el gran visor hacia el control completan este espacio al que no le falta de nada.

Nuestra sala A cuenta con acceso directo desde el exterior así como desde el control.

Sala B. Piano - voces - amplis - batería y percu

En nuestra salita auxiliar vive un piano Petrof impecable y es perfecta también para grabar voces, percus, amplis…

Con un patch con 12 entradas de micro, 4 salidas de auriculares y tie lines con la Sala A.

Esta sala cuenta con luz natural y visor hacia el control.